Las 4 claves para convertirte en el Médico mejor Valorado de tu Especialidad en menos de un año aunque hoy te parezca un sueño imposible.

Los secretos para conseguir ser un referente entre tus compañeros y pacientes y cómo llegar a ser el médico mejor valorado de tu especialidad sin contar con el departamento de comunicación de un gran hospital.

Nadie nos cuenta cómo buscarnos la vida.

Coincidirás conmigo en esto. No recibimos orientación mientras hacemos la carrera, ni tampoco durante la especialidad.

Al dar por hecho que la Medicina y todas las áreas sanitarias son profesiones de vocación, como mucho te recomiendan que vayas dedicándote a lo que te gusta.

Esto está muy bien, claro. Pero estarás de acuerdo conmigo en que un profesional debería aspirar a vivir de su trabajo de la mejor forma posible.

Hay vocación, claro está, porque si no nadie soportaría la dinámica de trabajo de un profesional sanitario: consulta, urgencias, guardias, ausencia de descansos, trabajo de noche… Pero eso no quita el hecho de que la remuneración que percibimos a cambio de tanta dedicación sea, en algunos casos, absurdamente baja.

Ya te he hablado de que, a mi entender, la mejor forma de recuperar nuestra libertad y prestigio como médicos es mediante una consulta 100% privada (y qué pasos seguir para conseguirlo).

Si en un post anterior te desvelé los 4 pilares de mi estrategia de visibilidad para atraer pacientes a tu consulta, hoy quiero centrarme en las 4 claves que te permitirán llegar a ser el médico mejor valorado de tu especialidad

¿Quieres conocerlas?

Lista de contenidos

Clave 1: Obsesiónate con tus pacientes

La salud es uno de los bienes más codiciados pero uno de los menos cotizados, generalmente.

Hay personas dispuestas a pagar 50€ por escuchar las recomendaciones de un “asesor” en nutrición en una tienda que vende complementos nutricionales, pero hay menos gente dispuesta a pagar 50€ por ver a un Especialista en Endocrinología que le ayude a solucionar sus problemas de sobrepeso.

A mi entender, el hecho de que en la Sanidad Pública no se pague “por uso”, sino una tarifa plana en función de los impuestos, ha llevado a la población a pensar que la Sanidad es “gratis”.

Nada más lejos de la realidad. La Sanidad Pública es carísima desde muchos puntos de vista. Tiene muchos puntos fuertes (principalmente los profesionales) pero también muchos puntos débiles (principalmente los gestores).

Ofrezcas lo que ofrezcas, si es gratis (o percibido como tal, que es lo que ocurre en la sanidad pública), tu consulta se va a llenar.

La gente va a una consulta de especialista en la sanidad pública porque le manda su médico de cabecera o su pediatra, y pocos son los que van a tiro hecho buscando un profesional concreto.

En cambio, en una consulta privada, debes ofrecer un servicio por el que la gente esté dispuesta a ir a tu consulta, a pagarte por ella e incluso a volver luego a revisión o a buscar la solución a otro problema.

¿Cómo se consigue esto?

Ganándote el reconocimiento de los pacientes y sus familias. Algo que lleva aparejado normalmente el mismo reconocimiento por parte de los profesionales que te rodean.

Si quieres tener éxito como profesional sanitario privado, debes ser capaz de resolver los problemas más importantes que tengan tus pacientes. Solo así pagarán por verte.

Mi consejo es que comiences por estos 3 pasos clave:

  1. Estudia cuáles son los principales problemas de tus pacientes. La epidemiología es fundamental en esto. En pediatría, por ejemplo, tenemos el asma y la obesidad infantil.
  2. Fórmate en los temas más frecuentes y de mayor repercusión entre tus pacientes. Trata de ser el más especializado. Es uno de los caminos hacia la excelencia y hacia conseguir una buena reputación en un área muy específica de tu especialidad. Así que no dejes de estudiar y busca el postgrado que necesites.
  3. Desarrolla estrategias eficientes para resolver esos problemas en los que te has especializado. Con esto me refiero a algo más que a la asistencia. A la gestión por procesos; a formarse en planificación y gestión integral de tu consulta en torno a dar la mejor atención a tus pacientes.

Tienes que obsesionarte con tus pacientes. Esto es mucho más que ver pacientes.

Eso hay que hacerlo, claro está, pero si de verdad quieres ser un profesional de éxito y un referente en tu trabajo, no pierdas el más mínimo detalle sobre tus pacientes.

Quiénes son, qué problemas tienen, qué se les está ofreciendo ahora mismo que necesitan para conseguir el resultado que esperan y que nadie les da.

Conocer esos detalles e implementar un servicio que responda a sus necesidades es lo que de verdad te llevará al éxito.

Lo difícil en medicina no es ver un paciente, es hacerlo de forma “eficiente” y “resolutiva”.

No olvides nunca que un paciente llega con una expectativa y tú debes al menos cumplirla, pero idealmente superarla.

Para todo esto tendrás que ponerte las pilas y estudiar más que medicina. Necesitas saber sobre gestión sanitaria, comunicación, marketing, ventas, internet, redes sociales…

Además de ser un buen médico, debes parecerlo y demostrarlo. Debes enseñarle a todo el mundo lo que sabes y lo que puedes hacer por ellos. Si además consigues que los pacientes y los compañeros te ayuden en ello, estarás en el camino adecuado.

Eso nos lleva a las otras 3 claves que quiero compartir contigo:

Clave 2: Divulgación, ciencia e investigación. Otras vías para conseguir reconocimiento.

Hay vida más allá de la consulta. No todo es ver pacientes. Un médico tiene otras muchas alternativas y vías de desarrollo profesional. En mi carrera, estas opciones extra han sido un desahogo trascendental. No solo te permite liberar la mente, sino que también ayudan a potenciar tu reputación e incluso a ganar dinero si lo gestionas correctamente.

Poder pasar un día con una rutina completamente diferente a la de pasar consulta y dedicarme a preparar publicaciones, charlas, conferencias o comunicaciones a congresos me resulta muy estimulante y me permite desconectar la mente del piloto automático habitual.

Los congresos son algo más que viajes

Cuando uno piensa en congresos siempre se le viene a la cabeza el viaje.

A mí también me ocurre.

La ciudad de destino es un factor importante porque el entorno ayuda, pero ten presente que los congresos son uno de los mejores lugares donde conocer a los referentes de tu especialidad y contactar con ellos en un ambiente relajado.

Muchos de los buenos amigos que tengo en mi especialidad y afines, no han salido del trabajo diario en la consulta o de compartir pacientes. La mayoría son amigos independientemente de su profesión. Los he conocido y he desarrollado vías de comunicación fluidas con ellos en reuniones, congresos o viajes.

Habitualmente, los grandes “popes” de tu especialidad, son más cercanos y cordiales de lo que piensas. Acércate a ellos, preséntate, conócelos.

Es importante buscar espacios comunes yendo a sus charlas, haciéndoles preguntas interesantes o pidiéndoles su mail para consultarles dudas.

El objetivo no es ser un pesado o un pelota, sino establecer una relación de confianza sincera que te permita acceso y contacto directo a él/ella y a su red.

La presentación y exposición de pósters y comunicaciones también te irá permitiendo hacerte un hueco y que te vayan conociendo. Los moderadores son normalmente gente de prestigio y es importante que te vayan poniendo cara y relacionando con tu especialidad. Algún día, puede que seas tú el moderador de una sesión

Las revistas científicas tienen un lugar para ti

Hay muchos tipos de revistas y todas necesitan artículos para cubrir los contenidos de sus números consecutivos.

En tus primeros intentos, no hace falta que vayas a apuntar muy alto. O puede que sí, aunque te recomiendo que tomes rodaje con publicaciones con un factor de impacto asequible.

En todo caso, lo importante es tener la mentalidad de autor para ir recopilando casos, series y experiencia que pueda ser útil.

Hay diferentes opciones de publicación. Lo más sencillo es presentar una carta al editor en una revista de bajo factor de impacto o sin factor. Existe también la opción de publicar en acceso abierto (open access), pero generalmente implica pagar por publicar.

Elijas la opción que elijas, debes ir adquiriendo las buenas costumbres que exigen los editores: pasar por la experiencia de la corrección por pares, revisiones, redacción en formato científico…

Aprovecha un caso que te hayan aceptado en un congreso, busca una revista donde publicarlo, revisa con detenimiento las normas de publicación y ponte a ello. Conforme vayas publicando, irá mejorando la calidad de tus originales. Al final, te llegarán solicitudes de colaboración para contribuir como revisor en algunas revistas.

Los manuales para pacientes, cursos… ¿Por qué no te pones a ello?

Escribir una guía para pacientes es una buena manera de hacerse un hueco dentro de tu sector. Si consigues desarrollar una guía sencilla, clara, práctica y funcional, tendrás una herramienta de gran utilidad para tus pacientes en la consulta. Y la podrás recomendar cuando sea necesario.

En todas las especialidades hay patologías o áreas susceptibles y complejas para los pacientes.

En endocrinología, por ejemplo, son comunes las guías de educación diabetológica o alimentación. En pediatría, sobre lactancia materna y cuidados del bebé.

Busca la mejor opción para ti y tus pacientes.

No hace falta que sea un tocho de 200 páginas, solo algo que ayude a tus pacientes en su día a día y a entender mejor su problema.

Tampoco debes tener como objetivo ganar dinero con ella. Piensa en la guía más bien como material promocional y de difusión.

Además, puedes pedir el ISBN para registrarla y así tener tu primera obra oficialmente. Esto siempre está bien para oposiciones, baremos o lo que necesites en algún momento.

Escribir un libro no es una utopía.

Una vez que tienes tu primera artículo, manual o guía, verás que tampoco es tan difícil lo de escribir un libro.

Todo es cuestión de tener un tema, desarrollar un índice y ponerse a ello.

Quizás, la parte más complicada es conseguir que alguna editorial lo publique y se ocupe de ponerlo a la venta.

A pesar de ello, es posible. Hay laboratorios muy interesados en guías para pacientes o manuales monográficos sobre algunas patologías o algún área concreta de una patología. Es cuestión de dar con el tema estrella que alguien necesite.

Yo llevo muchos años colaborando con diferentes revistas, laboratorios, editoriales y el año pasado, después de planteármelo en varias ocasiones, me llegó una oferta que decidí aceptar. Me propusieron escribir un manual sobre TDAH para profesionales. No dudé. Dije que sí, pero no tenía claro por dónde empezar. Después de darle muchas vueltas, me puse un plazo, decidí los temas, distribuí el tiempo y me puse a escribir. Ahora, está a la venta desde enero de 2018 y la verdad es que se está vendiendo muy bien

Si yo he podido, estoy convencido de que tú también puedes publicar tu propio libro.

La asesoría y la investigación: grandes líneas para sacar la cabeza de la consulta

Ser asesor, participar en proyectos de investigación o convertirte en evaluador o editor son excelentes alternativas para posicionarte como referente en tu especialidad entre tus colegas.

Como habrás podido darte cuenta, soy un culo de mal asiento. Me aburre hacer siempre lo mismo y me encanta variar mi actividad. Siempre estoy nvestigando nuevas posibilidades y opciones para ampliar mis actividades de una forma rentable y entretenida.

Durante la especialidad, aprovechaba los huecos de las guardias para investigar sobre las diferentes opciones que podía tener al acabar. Algunas cosas que encontraba me resultaron interesantes. Veía procesos de selección para diferentes proyectos de investigación, para programas de calidad…

Muchas veces rellenaba los formularios y enviaba mi curriculum. La mayoría de las ocasiones no tenía respuesta o me rechazaban pero también tuve casos de éxito. Para que te hagas una idea, estas son algunas de las actividades profesionales que realizo cuando no paso consulta:

* Soy evaluador de la ACSA (Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía) para la acreditación de centros y unidades.

* Formo parte del panel de evaluadores de proyectos de investigación de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía

* He sido colaborador de diferentes programas de la Comisión Europea y sigo evaluando proyectos en programas como “Human Brain Project” y “Horizonte 2020”.

Son vías alternativas de trabajo, desarrollo de reputación, ingresos y realización profesional que te invito a que explores. Sea cual sea tu especialidad, existe la posibilidad de realizar investigación con la que contribuir al avance científico en tu área del conocimiento.

Clave 3: Contacta con la industria, muestra y demuestra tus cifras, tu posición y tu potencial.

Sé lo que puedes estar pensando ahora mismo.

Colaborar con la industria puede parecer controvertido. Deja que te narre mi experiencia al respecto:

El potencial de desarrollo de la industria farmacéutica y cómo ponerlo al servicio de tus pacientes.

A pesar de los años de crisis y de las regulaciones estrictas de la Unión Europea, la capacidad de inversión que tienen los laboratorios es muy importante.

No seamos incautos. Su objetivo es vender medicamentos y cuantos más mejor. Esto no significa que siempre exista una intención oculta de manipular a nadie para conseguirlo. Se dan algunos casos, pero ahí entra en juego tu integridad y capacidad para detectar estas situaciones.

Colabora como experto, no lacayo

Yo me relaciono y colaboro con varios laboratorios de mi sector. Hay otros con los que apenas tengo contacto. ¿En qué me baso? En mi ética y mi experiencia. Veo muchos pacientes y tienen buenos resultados. De manera que soy el que toma las decisiones dentro de mi consulta en base a mi criterio clínico.

Los laboratorios son capaces de averiguar cómo trabajas y determinar quién lo hace bien. A algunos no les interesa que trabajes bien; solo que recetes sus productos. A otros, los serios, le interesa que alguien con buena formación tenga experiencia con sus productos y dé su opinión imparcial respecto a ella.

Estos laboratorios son los que deben interesarte a ti también.

No caigas en la trampa de acabar siendo el “asalariado” de un laboratorio. No permitas que usen congresos, colaboraciones en comités, formación y otros incentivos como medio de presión a cambio de tu criterio favorable o parcial.

Tu formación, tu experiencia y tus pacientes son lo primero. Muchas veces, el bien del paciente te puede llevar a usar medicamentos o terapias poco habituales, pero al fin y al cabo, los pacientes son lo primero

El equilibrio justo entre reputación y ego

En muchos casos, más que recurrir a incentivos económicos, hay laboratorios que emplean algo con mucho más poder: usan tu ego como el factor más importante para jugar contigo.

Yo lo tengo claro, el dinero compra muchas conciencias pero la egolatría no se queda atrás.

Muchos laboratorios te van a tentar haciéndote creer que eres el centro del mundo y el profesional más importante para ellos con la única intención de manipularte.

Ten mucho cuidado de que no se te suba a la cabeza. Sé humilde. Aunque seas el mejor de tu especialidad, no pierdas el pie ni el norte. No te dejes llevar y trata de valorar objetivamente cómo repercute en tu reputación y, especialmente, en tus valores y principios.

La ética debe reinar siempre

No me cansaré de repetirlo. No hagas nunca nada que no te deje dormir tranquilo por la noche. No hagas nada irregular y no te saltes las normas. Intenta ser siempre un profesional ético y responsable.

Es muy difícil alcanzar un lugar relevante en la profesión. Los médicos vivimos de nuestra imagen y reputación. Todo lo que hayas conseguido se puede ir al traste en un momento si tomas las decisiones incorrectas, mientes, ocultas información o actúas en contra de tu conciencia.

Tu posición, no se mueve. Las ideas claras

Yo no soy políticamente correcto. En mi trabajo hago cosas diferentes a las habituales. He sufrido muchas críticas por parte de compañeros y de otros profesionales del sector. Incluso me han tachado de asociado de los laboratorios. Pero no me preocupa. Tengo claro por qué hago las cosas, puedo explicarlo y tengo argumentos para defender mi postura.

Después de muchos años trabajando, las cosas han ido colocándose en su lugar de forma casi natural. Muchas de las críticas han caído por su propio peso y los que las hacían, han tenido que reconocer la evidencia de que estaban equivocados.

Si temes ser visto como un “vendido” a las farmacéuticas, recuerda el principio que aplico con mi propio ejercicio:

Una colaboración “saludable” con la industria es aquella donde se alinean sus intereses con tus valores y principios y las necesidades de tus pacientes.

Clave 3: Comunicación, medios, prensa y otros espacios a tener en cuenta para presentarte y mostrar tus éxitos

Hace 10 años era prácticamente imposible aparecer en los medios de comunicación si no eras alguien famoso o conocido. Eso ha cambiado drásticamente y hoy en día es muy fácil acceder a los medios para un buen profesional médico.

La inmediatez es lo que prima y hay tantas noticias que los periodistas están a la caza y captura de un testimonio rápido y de fiar sobre muchos temas. El mundo de la salud está con frecuencia en las noticias y eso es beneficioso para ti.

Si sabes relacionarte de un modo inteligente con periodistas y medios, tendrás un pie en las noticias con relativa facilidad o incluso te podrás convertir en el especialista de cabecera de algún medio o espacio. ¿Quieres saber cómo aprovechar estas oportunidades?

Prensa escrita. Mucho más que un clásico

Hace años que se viene diciendo que los periódicos van a desaparecer. A pesar de ello, siguen ahí y después de diferentes reconversiones, se mantiene unos cuantos como los referentes tanto en su versiones impresas como digitales.

Tanto en periódicos generalistas (El Mundo, La Razón, El País o ABC), como temáticos en áreas de economía e innovación (Expansión) suele haber secciones y espacios dedicados a salud.

Además hay que tener presentes las oportunidades de colaboración en la prensa en el área de salud, siendo Diario Médico el referente en España.

La radio aporta más de lo que crees

La verdad es que hace unos años me planteé la radio como un punto importante en mi estrategia de comunicación y conseguí repercusión en diferentes programas autonómicos y nacionales. Los periodistas son gente muy agradable pero la mayor limitación es el tiempo.

Siempre hay noticias de última hora, hay que ir a los estudios para las entrevistas… Llegó un momento en el que me cansé un poco de tanto jaleo y decidí dejarlo por un tiempo. Aún así, creo que es una de las mejores opciones para conseguir difusión de tu nombre.

La radio es un medio de masas y la mayoría de la población la escucha. Puede variar la emisora, la hora, el sitio, pero casi todos escuchamos la radio cada día y su alcance es enorme en programas nacionales o en la red.

En televisión… no es oro todo lo que reluce

Puedes tener claro que la repercusión de una aparición en televisión puede ser brutal.

A pesar de ello, es extraordinariamente complejo aparecer en un programa de calidad. Además, es muy importante tener claro cuál es la finalidad de la aparición y cómo la van a usar.

El directo casi ni existe en estos casos. Mi mujer y yo hemos tenido experiencias en Telecinco, Antena 3, Canal Sur…

Las apariciones en noticias y telediarios suelen ser muy cortas (apenas unos segundos), y no es habitual que las repitan.

Los programas temáticos, magazines, o documentales de investigación son una mejor opción ya que suelen dedicar un mayor tiempo al experto entrevistado y te darán una mayor exposición.

Pero ojo con las productoras…

Te cuento una anécdota que me ha ocurrido hace unos meses.

Me llama por teléfono de una productora de televisión y me cuentan que están preparando un programa sobre salud con referentes en diferentes especialidades. Según me dicen, me han seleccionado para participar y me cuentan todos los detalles sobre cómo será lo que tienen previsto.

Al acabar empieza lo bueno. Resulta que para todo, hay unas tarifas porque el programa estará financiado pero a través del pago de los médicos que van a participar.

De alucine. A eso se le llama publicidad pura y dura. No me quieras vender la moto.

Propuestas así te encontrarás muchas en el camino, así que pide que te den todos los detalles antes de decir que sí.

Con los medios digitales, las posibilidades son inmensas

Desde que internet ha permitido comunicación inmediata y casi sin límites, el uso de la red para la creación y difusión de diferentes medios de comunicación ha sido enorme. Hay plataformas exclusivamente digitales que se han convertido en referentes sin cuestión.

También ocurre en el mundo de la salud.

Esto a su vez, a permitido que profesionales independientes podamos tener acceso a más información. Además, nos ofrece la oportunidad de incorporarnos como agentes de comunicación dentro de nuestro sector. Es importante gestionar de forma inteligentes estas posibilidades para sacarles el máximo rendimiento posible.

El poder de las notas de prensa bien gestionadas

Las notas de prensa son una herramienta importante a nivel profesional. Permiten poner en conocimiento de un grupo de medios o periodistas la información que resulta de interés para ti a la hora de comunicar. Es verdad que no es fácil conseguir que una nota de prensa tenga repercusión, pero hay diferentes vías para conseguirlo. Todo tiene su procedimiento.

Este tema da para otro post, pero los pasos fundamentales que debes hacer son estos 5:

  1. Elegir la noticia que quieres dar
  2. Seleccionar el formato
  3. Decidir a quién enviarla
  4. Conseguir su publicación
  5. Realizar el seguimiento

Probablemente te preguntes qué puedes contar tú que sea noticia. A continuación te doy una idea que suele funcionar:

Aprovecha las posibilidades para ser reconocido: premios, instituciones… y explica tus logros

Cualquier premio, mención, reconocimiento o distinción es una oportunidad para diferenciarse y destacar frente a tus compañeros y competidores dentro de la especialidad.

No dejes de recoger toda la información cuando recibas algún tipo de reconocimiento: Imagen, audios, videos, enlaces… Serán de utilidad para referenciar el galardón en tu web.

Hay premios para todos los sectores. Y el de salud es uno de los más activos que te puedes encontrar.

Algunos dependen de entidades públicas, otros de privadas. Muchos de ellos se centran específicamente en los profesionales. Estos puede ser muy importantes para tu reputación.

Otros valoran aspectos relacionados con la incorporación de las nuevas tecnologías o la innovación. Actualmente se valora de forma muy positiva toda iniciativa relacionada con el emprendimiento y la atención a las personas a través de procesos novedosos.

Hay portales especializados en este tipo de galardones y, en el lado opuesto, se ha creado toda una industria de los premios que también tiene sus riesgos. Es algo parecido a lo que te he contado antes sobre salir en los medios. Hay quien te dice que te han seleccionado para un premio pero que si sales elegido, la publicidad que hacen corre de tu cuenta. Cuidado porque hablamos de miles de euros en publicidad.

Los rankings son una buena forma de sacar cabeza

Los rankings de profesionales es otra buena alternativa para conseguir relevancia. En España los dos más conocidos y prestigiosos en la actualidad son los que otorga Doctoralia y el de TopDoctors.

Llegar a coronar los primeros puestos es difícil, pero conseguirlo te aporta mucho reconocimiento.

En mi caso, desde la primera edición del ranking de Doctoralia, estoy entre los 2 pediatras mejor valorados de España.

Una de las claves para ir saliendo, es estar en los círculos adecuados. Cuando se te empieza a conocer, si tu trabajo es bueno, al final salen los reconocimientos.

Busca los reconocimientos de mayor prestigio

Esto es importante. No seamos cutres. Ya que queremos conseguir un premio, si encontramos uno que se adapte a nuestro perfil, no se te vaya a ocurrir dejar de presentarte pensando que no está a tu alcance.

Nadie sabe qué tienen en la cabeza los miembros de un jurado cuando eligen un premiado. Yo he tenido verdaderas sorpresas. En 2017 me concedieron el premio al Talento de la prestigiosa Revista Emprendedores. Jamás pensé que lo conseguiría. De hecho, conocía los premios desde varios años antes y nunca me había planteado presentarme.

En esta ocasión, los vi con tiempo y pensé: “Este año me da tiempo de presentarme. Voy a preparar el dossier y lo envío. Así al menos, me conocen.”

Cuando ya ni me acordaba de que me había presentado, me llamaron para decirme que había sido seleccionado y me invitaron a la entrega de los premios.

Lo que quiero hacerte ver es que no debes ponerte límites. Estate atento a tu alrededor y aprovecha las oportunidades que se te presenten.

Muévete para conseguir colaboraciones de nivel

Una cosa está clara. Nadie va a venir a tu casa a buscarte para darte un premio. Si no estás en la palestra, no te van a conocer. Y no te presentas, nunca te los darán. Para hacerlo, tienes que buscar, informarte y estar al día de las novedades de tu sector.

Tienes que estar vivo en tu nicho de mercado, tu especialidad… para tener información y conocimiento de todo lo que se cuece y aprovechar las oportunidades que puedan aparecer.

Muchas veces he conseguidos premios, proyectos, o puestos de trabajo que no estaban hechos para mí (o mejor dicho, que estaban “preparados” para otro), pero si te enteras y tienes la oportunidad, ve a por ellos.

Linkedin es un oasis por explorar

Ahora mismo, Linkedin es la red para profesionales más conocida y usada en España.

Pero hace unos años nadie tenía ni idea de lo que era. Recuerdo aún cómo después de enviar invitaciones a compañeros para que se registraran, me preguntaban qué era eso… Que si era un virus.

La verdad es que aprovechar la oportunidad de ser uno de los primeros en cualquier actividad tiene sus dificultades pero también sus ventajas. Ahora, soy un profesional en Linkedin y mi red alcanza los 8.000 contactos. Esto significa 8.000 oportunidades de hacer negocio.

Te voy a poner 3 ejemplos recientes de cómo LinkedIn me ha ayudado a ser un referente:

Mi primera colaboración en marketing digital

La verdad es que la puesta en marcha de este proyecto de lifestyleprofesional no es una casualidad. Llevo mucho tiempo dándole vueltas para encontrar una manera de ayudar a otros médicos a mejorar las condiciones de su actividad laboral.

El primer lugar donde empecé a mover este proyecto ha sido en Linkedin. Uno de los primeros resultados que he tenido ha sido una oferta de una empresa para crear un curso sobre reputación on line y manejo de las redes sociales para médicos. Estoy preparando los materiales ahora, pero es un ejemplo de las oportunidades que pueden surgir cuando tienes los contactos.

La experiencia de escribir un libro

Ya te he hablado de que en Enero de 2018 publiqué mi primer libro.

¿Adivinas por dónde me llegó la propuesta?

Sí. Por LinkedIn. Sin conocerme y sin más mediación. Viendo mi experiencia, mi formación y el resto de mi perfil, llegó la oportunidad y no la pude dejar pasar.

Nunca habría imaginado que llegaría así. Llevaba tiempo con ganas de escribir un libro y había pensado en diferentes opciones, principalmente la autoedición, pero cuando una editorial llega y te pone un contrato para firmar, bienvenida sea.

Mi experiencia docente con CEU

Ahora mismo se está desarrollando la primera edición del único máster de Neurología Pediátrica y Neurodesarrollo que existe en el mercado. Tengo el honor de ser el director del programa. Está integrado en la Universidad CEU Cardenal Espínola y es 100% on line.

Esta propuesta también llegó a través de un contacto de Linkedin.

De repente pasé de hacer un máster a ser el coordinador de uno. Esto me ha otorgado un importante prestigio dentro de mi pequeña especialidad. Está teniendo mucho éxito tanto en España como en Latinoamérica y me va a permitir hacerme un hueco dentro de los referentes del sector de formación en un proyecto a largo plazo.

He dejado para el final de este artículo la creación de tu perfil de LinkedIn porque creo que es una de las estrategias que más oportunidades te puede ofrecer y que menor esfuerzo requiere de entre todas las que te he mostrado.

Y además, te lo quiero poner fácil.

Da igual si eres un “máster” de Linkedin o acabas de crear tu perfil de LinkedIn. Quiero que conectes conmigo para que puedas tener acceso a mi red más de 8.000 contactos.

¿Qué te parece acabar el día con 8.000 oportunidades de ser un referente?

 

Ebook
  • La verdad sobre una clínica TOP: No es la que te da más trabajo, sino la que te permite dar mejor atención a tus pacientes y disponer de más tiempo (y más ingresos) para ti.
  • Conocerás el punto exacto en que te encuentras ahora mismo. Y qué debes hacer para alcanzar tu máximo potencial profesional.
  • Cómo saber en 4 minutos qué necesitas arreglar en tu consulta para disponer de más tiempo libre para ti (sin sacrificar tu poder adquisitivo).
  • ​La razón por la que te está costando montar la consulta que te mereces, y cómo cambiar tu mentalidad al respecto para siempre.
  • Qué sencilla fórmula usan las clínicas TOP para facturar 6 cifras anuales y cómo yo mismo lo conseguí en menos de 24 meses.

Deja un comentario