Desafíos que debes superar para que tu consulta médica privada sea un éxito

Desde Lifestyle Profesional hemos ido explicando las herramientas imprescindibles que debes controlar,  dentro del marketing sanitario, para que tu consulta médica privada crezca y obtenga el éxito que buscas. Ahora que ya dispones de más conocimiento sobre estos recursos, sabes la importancia de un buen plan de comunicación y estás decidido a sacar el máximo partido a tu trabajo, es hora de que conozcas los principales desafíos del marketing de salud.

La comercialización de los servicios de salud, aquello en lo que eres experto, ya no se publicita de la misma forma. Ahora el mundo, además de digital, es competitivo y los pacientes son una audiencia muy selectiva. Lo de ir a la consulta más cercana ya no es la prioridad, ahora el paciente decide a qué profesional médico acudir en función de la calidad. Si quieres que los pacientes de tu consulta médica privada crezcan de forma continua, debes tener muy presentes estos 5 desafíos del marketing para superarlos con éxito:

Cambios del comportamiento y expectativas de los pacientes

Ahora los consumidores/pacientes tienen un poder de elección que antes estaba al alcance de pocos. Además de comodidad, confianza y cercanía, también buscan profesionalidad, calidad y buenas referencias. En la actualidad, al acudir a la consulta médica privada se busca recibir un servicio único, exclusivo y obtener buenos tratamientos.

Debes de tener en cuenta estos nuevos parámetros, sobre todo si tu consulta médica privada lleva ya muchos años y tienes sistemas más tradicionales de captación. Es importante conocer los criterios de búsqueda de los usuarios en temas de salud para anticiparte y desarrollar estrategias de marketing eficaces.

Calificaciones en webs de salud

Lo que dicen de ti y de tu clínica sí que importa, en especial lo que se publique en Internet, donde prácticamente todo el mundo tiene acceso. Hace años el prestigio de un médico o de una consulta médica privada era difícil cuestionarlo, pero ahora, con la difusión de las redes sociales y la facilidad de encontrar opiniones en Internet, ese reconocimiento está muy marcado por las reseñas que los pacientes hacen.

Vigila y revisa a menudo las reseñas de tu consulta médica o sobre ti en Internet, e intenta que en plataformas de prestigio en temas de salud haya opiniones favorables. Tampoco debes tener miedo a las críticas o comentarios negativos, desde Lifestyle Profesional ya te explicamos cómo gestionar ese aspecto en este post ‘Cómo gestionar los comentarios negativos de tu consulta médica en Internet’.

Ruptura con el marketing sanitario tradicional

Comercializar los servicios de salud ya no tiene la connotación negativa que antes, y aunque existen ciertas limitaciones a la hora de hacer anuncios, el marketing sigue siendo un recurso necesario y lícito. Plataformas tan importantes en cuestión de anuncios como  Google tienen una legislación muy concreta y estricta sobre anuncios sanitarios. Tu equipo de comunicación y marketing debe conocerlas bien para realizar la estrategia en base a esa legislación, ya que si infringes sus términos tus anuncios no aparecerán. Cada lugar donde te anuncies tendrá unas normas determinadas en cuestión de temas de salud, es fundamental estar al día de ello para no cometer infracciones.

Déficit de inversión en comunicación y marketing online

Aunque estamos en la era de Internet, algunos muestran todavía cierta reticencia a invertir en publicidad online. Al igual que inviertes en el espacio para tu consulta o en su equipamiento sanitaria, tienes que realizar una inversión relevante para que tu estrategia de marketing resulte eficaz. Además, debes tener en cuenta que llevar a cabo acciones de comunicación no solo tiene el objetivo de atraer nuevos pacientes, sino de aumentar tu presencia y reputación online.

Cuidar tu marca

Es el aspecto más importante del marketing sanitario. Tu marca no son solo tus casos de éxito o tratamientos realizados. Tu marca también abarca el servicio y la atención que tus pacientes perciben. Los pequeños detalles cuentan, y mucho. Ya puedes invertir grandes cantidades de dinero en marketing que si los pacientes no están satisfechos con tus servicios, la atención de tus empleados, de la calidad y seguridad de tus instalaciones o el tiempo en la sala de espera, entre otros factores, no volverán.

Tu marca debe ser tu producto más preciado y tienes que asegurarte de que se asocie con salud, calidad de atención, instalaciones exclusivas, tiempos reducidos…toda la esencia positiva que hace que un paciente deposite su confianza en ti y en tu consulta médica privada.

Deja un comentario