La importancia del asesoramiento médico profesional en una buena alimentación

La alimentación es uno de los temas donde más bulos de salud se encuentran, como las famosas “dietas milagro”, que no favorecen en nada a mantener una adecuada alimentación y unos buenos hábitos. Por ello, LifeStyle Profesional ha entrevistado a la endocrinóloga Laura Pelaz durante el pasado Congreso Nacional de eSalud para hablar sobre los mitos relacionados con la nutrición y el camino adecuado para conseguir un estilo de vida saludable gracias al apoyo de los profesionales.

En este sentido, la doctora Laura Pelaz ha explicado que ella está en contra del concepto de dieta ya que las personas suelen pensar “que todo vale” o que es sencillamente “una restricción alimentaria”. Para evitar esta situación, la endocrinóloga plantea hábitos de vida saludables de forma que no haya que prescindir ningún alimento en concreto y que cada persona encuentre su propio punto de equilibrio.

“En cuestiones de alimentación y sobrepeso, no es cosa de un solo punto, sino que influyen muchos factores por lo que hay que ir paso a paso, trabajando todos, uno por uno, con el seguimiento de profesionales que lo sepan hacer y que te sepan acompañar hasta dónde quieres ir”, subraya Pelaz.

“La comida basura no es un alimento”

En este sentido, uno de los condicionantes que más problemas generan a las personas con trastornos alimenticios es que en muchas ocasiones recurren, en demasiadas ocasiones, a la comida basura, un tipo de alimentación que  no aporta ningún beneficio nutricional.

“La comida basura no es un alimento”, asegura Pelaz quien detalla también que eliminarla de la dieta no significa renunciar a ninguno alimento.  A juicio de la endocrinóloga, la clave reside en que cada persona mantenga un equilibrio alimenticio e ir mejorando día a día. “No son los 100 metros lisos, es una carrera de fondo”, advierte.

Para conseguirlo, lo más adecuado es fijar unos  objetivos a medio y largo plazo en los que el paciente vaya avanzando sin dar pasos atrás ni auto sabotearse. “Dieta no, hábitos de vida saludable sí”, mantiene la endocrinóloga como filosofía.

Además, la doctora recalca que una de las teorías más extendidas en temas de alimentación es que el metabolismo hace engordar más a ciertas personas, una particularidad que, “aunque en algunos casos sí puede ser verdad, la mayoría de las veces es una falta de responsabilidad por parte del paciente”, afirma Pelaz.  “Hay que ir buscando siempre en el punto de motivación que genere el sentimiento adecuado en la  persona para mejorar día a día”, explica.

Decisión y compromiso, pilares fundamentales para el éxito

Así, la endocrinóloga, no solo se centra en el plano alimenticio, también trabaja de forma conjunta con la faceta emocional de cada persona ya que el primer aspecto y fundamental que debe tener el paciente es decisión y compromiso. “Me gustan las transformaciones personales”, recalca, por ello, aconseja que se deben descubrir las emociones del paciente y saber cómo se plantea su vida. Unos puntos necesarios que hay que explorar para que cada persona llegue al objetivo marcado.

Bajo su experiencia, la doctora ha comprobado que los  pacientes “tapan un millón de cosas con la comida”:  desde estrés, vacíos emocionales, hasta miedos, etc. Y parte de esos conflictos los resuelven, sin darse cuenta , con la comida. En este punto radica la importancia del trabajo en cada paciente para conseguir un compromiso y una dedicación para comprender el trasfondo emocional que hay detrás en función de cada caso.

¿Cuáles son los factores que hacen que fracase el proceso?

Sin embargo, en muchas ocasiones, a pesar de la decisión del paciente, los resultados no se consiguen por diversos factores. En opinión de Pelaz, existen tres cuestiones principales que hacen que este tipo de proyectos fracasen como son el autoengaño, los temas de precio de la alimentación y el desconocimiento de cómo mejorar su calidad de vida a través de unos objetivos pautados. Unos factores que se pueden cambiar con la adopción de una correcta metodología de trabajo, constancia, compromiso y dedicación.

“Mucha gente no se da cuenta de lo que implica esta transformación hasta que lo vive y la gente lo experimenta no vuelve para atrás”, explica la endocrinóloga sobre la importancia de cómo asumir hábitos de vida saludable puede transformar el modelo de vida.

Deja un comentario