Cómo redactar la página home de una web de salud para convertir visitas en pacientes que piden cita

¿Quieres conseguir más pacientes, internet es el mejor caladero para hacerlo. Eso sí, vas a necesitar afinar un poco el ingenio porque hay muchos compañeros que están empezando en este mundo. Si crees que tener una página web de salud es suficiente, te equivocas. Necesitas hacer algo más y algo diferente que los demás para diferenciarte y destacar. Una de las claves para conseguirlo es conseguir que las visitas de tu web se conviertan en pacientes. Para ello, Te traigo este artículo invitado de Javi Vicente, copywriter médico, para explicarte por dónde debes empezar en tu web. Te va a contar Cómo redactar la página home de una web de salud para convertir visitas en pacientes que piden cita

No necesitas más visitas a tu web de salud. Necesitas convertir. 

En serio. No necesitas más visitas.

Bueno, quizás estoy siendo muy categórico. Pero si perteneces al abrumador 98% de las webs de salud que conozco y he potenciado, seguramente ya recibes un volumen de visitas aceptable.

Ahí fuera, la mayoría de consultores de SEO, Facebook Ads o Google Adwords te dirán que lo que necesitas son más visitas. Porque a más visitas, más pacientes. ¿Verdad?

No necesariamente. ¿Tienes idea de cuántas visitas a tu web de salud acaban pidiendo cita en tu consulta? ¿Sabes qué tasa de conversión tienes?, es decir, ¿Sabes el número de visitas que se transforman en pacientes?

Estoy prácticamente seguro de que mejorando tu tasa de conversión conseguirías más pacientes sin necesidad de incrementar tu volumen de visitas.

Piénsalo. Imagina que ahora mismo tienes una conversión del 0,5%. ¿Qué significa esto? Que de cada 200 visitas a tu web, 1 pide cita para tu consulta. 

Ponte que actualmente recibes 30 visitas al día. Realmente pocas visitas. Pero suficientes para convertir cada semana un paciente, ya que necesitamos 200 (30 visitas X 7 días = 210 visitas/semana). Es decir, 4 pacientes al mes. No está mal.

Con este escenario, ¿qué harías tú para duplicar tu número de pacientes? Una solución es duplicar tu tráfico. Conseguir 60 visitas al día a tu web de salud. 

Puedes hacerlo con SEO. Posicionando palabras clave que tus pacientes buscan acerca de tu solución de salud. Pero el SEO es lento y puede llevarte meses hasta conseguir que dupliques el número de visitas. 

También puedes contratar publicidad online en Facebook o Google y pagar por ese tráfico. El problema es que tus visitas durarán tanto tiempo como estés dispuesto a invertir dinero en publicidad de pago. Y cuando dejes de hacerlo, volverás a tener el número de visitas que recibías de forma orgánica o natural.

Hay otra forma de hacer las cosas. ¿Quieres saber cuál es?

Mejorar tu tasa de conversión. Siguiendo con el ejemplo de arriba, si la mejoras tan solo medio punto, al 1%, con tus mismas 30 visitas diarias consigues 9 pacientes al mes: 

30 visitas/día x 30 días =  900 visitas/mes.  

Con una tasa de conversión del 1%: 9 pacientes/mes.

La forma más eficiente de convertir: mejorar tu mensaje

Quizás tanto numerito te haya dejado un poco abrumado. 

Pero el objetivo es abrirte los ojos y que entiendas que no todo se resuelve con más tráfico o visitas. 

En ocasiones es más inteligente optimizar lo que ya tienes. 

¿Cómo mejorar tu tasa de conversión?

Hay muchas formas. 

Desde hacer un rediseño de tu marca o web si se ha quedado desfasada y se ve antigua para evitar que algunas visitas vean en tu web una sensación de dejadez y falta de atención al detalle; 

Optimizar la forma en que tu web se visualiza en la pantalla de un móvil (recuerda que el 70% de tus visitas está llegando a través de su móvil); 

O lo que te propongo en este artículo: prestar atención al elemento más sencillo y rápido de cambiar de tu web: los textos.

Los textos de tu web contienen el mensaje que quieres transmitir. Son los principales responsables de hacer que tu visita quiera seguir leyendo lo que le cuentas (porque lo considera relevante) o decida marcharse en busca de otro médico que le inspire más confianza. 

En este post voy a darte las pautas para construir un mensaje sólido para tu página de inicio o página home. 

Los 7 aspectos para diseñar una página de inicio que convierte

Voy a revelarte los 7 aspectos que puedes ponerte a mejorar hoy mismo para mejorar tu tasa de conversión de visitas a pacientes.

1. Aprovecha al máximo el espacio más valioso de tu home.

El espacio que se ve nada más se carga tu página de inicio es el área más valiosa de tu página home. 

Los ingleses llaman a ese espacio “Above the Fold”. Es el área que se ve sin necesidad de desplazarnos con el dedo o el ratón. Es tu mejor oportunidad para causar una buena primera impresión.

Lo malo es que muchas webs de salud desaprovechan este espacio. Pero te voy a dar dos pautas maestras para que eso deje de ocurrir:

  • Deja de usar un slider o carrusel de imágenes. Ya sabes, ese carrusel con imágenes de stock acompañadas de textos que no dicen mucho. Colocar un elemento que muestra varios mensajes está transmitiendo un mensaje claro a tus visitas:
    • Careces de una propuesta de valor clara (más sobre esto a continuación)  y lo suples con varios mensajes que tratan de resolver la situación al estilo Rosalía (Malamente).
    • No tienes claro a qué público objetivo dirigirte y tratas de abarcar a todo tipo de audiencias con un mensaje para cada perfil de paciente.
    • Acabas molestando a las pocas visitas atraídas por alguno de tus mensajes porque antes de que terminen de leerlo tu slider ha cambiado al siguiente. 

En otras palabras: 

Usar slider =  no tengo claro a quién me dirijo =  me dirijo a todos = no llego a nadie

El slider es el anticristo del diseño web. Aparte de los problemas de SEO que puede provocar en tu web si está mal diseñado, está debilitando tu mensaje y transmitiendo la idea de que no tienes claro qué es lo que te diferencia del resto de tu competencia. 

¿Qué hacer entonces?

  • Mostrar tu propuesta única de valor. Tu propuesta única de valor es una frase de 10-12 palabras que resume a quién te diriges y qué problema de salud le resuelves. En esa frase debes destacar el valor diferencial que obendrá el paciente al ponerse en tus manos.

Si en tu clínica dermatológica sumais 150 años de experiencia entre varios profesionales, una propuesta única de valor podría ser: 

“150 años de experiencia conjunta para mantener tu piel sana y saludable”

Si tienes una clínica reproductiva con métodos con una buena tasa de concepción, tu propuesta única de valor puede ser:

“7 de cada 10 parejas consiguen concebir a la primera. 9 de cada 10 antes de 3 intentos.”

Como ves, es una frase titular que resume el principal beneficio que tus visitas obtendrán si piden una cita contigo.

Por eso, es importante que justo debajo de esta frase coloques un botón que diga “Quiero Pedir Cita” o “Concertar cita” que les lleve a tu página de contacto.

2. Prueba de autoridad

Justo a continuación del Above the Fold, te recomiendo usar lo que se conoce como “faja de medios”. Una fila con los logos de los medios en los que hayas aparecido (prensa, radio, tv, webs de salud orientadas a pacientes) hablando sobre tu espacialidad. 

¿Por qué es relevante? Porque haber aparecido en una sección de El País o dando tu opinión experta para una noticia en TeleCinco implica que eres un profesional al que los medios recurren. Y eso es percibido por tus visitas como un elemento más de autoridad.

Y no, los logos de asociaciones, colegios y otras entidades profesionales que solo se conocen en tu círculo no te van a servir. Piensa que deben aparecer logos de entidades que el 98% de la población pueda reconocer al instante. Porque te diriges a pacientes, no a colegas.

3. Prueba social

Cuando desconocemos algo, lo primero que hacemos es ver qué opinan otros sobre eso. Lo hacemos cuando leemos las valoraciones de un producto en Amazon. O cuando buscamos en TripAdvisor el mejor restaurante de la ciudad donde estamos de visita. 

Yo no sé tú, pero en mi caso el refrán “donde va la gente, va Vicente” es literal. 

Por eso, tras tu propuesta de valor y tu prueba de autoridad, debes dedicar un apartado a colocar 3 ó 4 valoraciones o testimonios reales de pacientes tuyos (siempre con su consentimiento) que apoyen o refuercen tu propuesta de valor.

Si tienes permiso para poner la foto del paciente, mejor que mejor. En algunas ocasiones, no será posible. Para esos casos, basta con poner su nombre de pila o sus iniciales acompañados de su testimonio entrecomillado (para que el lector sepa que son las palabras literales de tus pacientes).

4. Links a secciones clave de tu web de salud

En esta sección vamos a dirigir a las visitas a tus servicios estrella. 

Es una sección muy sencilla con tres columnas, cada una dedicada a un servicio.

Te invito a aplicar el principio de Pareto para decidir qué tres servicios son esos. Recuerda que este principio dice que hay un 20% de elementos responsables del 80% de los resultados. Así que, aplicando este principio, te recomiendo que escojas:

  • El servicio que busca o necesita el 80% de tus pacientes
  • Un servicio (generalmente premium) que supone el 80% de tu facturación y
  • El servicio en donde tú te encuentras entre el 20% de profesionales que mejor domina ese tratamiento o técnica.

Haciendo este ejercicio te saldrán 3 servicios diferentes, Quizás 2 y puede que incluso únicamente un servicio. No importa. Lo relevante es que haas detectado cuál(es) son los que te interesa que tus visitas conozcan.

Para cada servicio basta con que indiques su nombre, un breve texto que destaque el principal beneficio que aporta y un botón que apunte a la página de servicio correspondiente. Por ejemplo:

Titular: “Tratamiento con biológicos”

Subtítulo: “Recupera la movilidad de tu rodilla en tiempo récord sin dejar de entrenar”

Botón: “Quiero saber más”

Observa que el objetivo de esta sección es guiar de manera estratégica a tus visitas a dónde más te interesa llevarlos. Allí donde sobresales y mejores resultados puedes aportar. 

¿Y qué pasa si un paciente busca un servicio que no es uno de tus servicios estrella? 

Tu visita debería poder encontrarlo en tu menú superior, en un apartado de “servicios” con un desplegable con tantos servicios como tengas. 

5. Enlace a tu página sobre mí.

Una de las formas más eficaces de transformar visitas en pacientes es conseguir conectar con el lector. Que vea en ti algo más que al profesional. La práctica totalidad de los pacientes valora que su médico sea empático y tenga un trato cercano y humano. 

Si te muestras así desde tu página de inicio en una web de salud, tendrás mucho ganado en el camino de convertir visitas en pacientes. 

Por eso es importante que dediques un breve espacio en tu página de inicio o home a hablar de quién eres y cuál es tu misión:

“Soy el doctor Jaime Gutiérrez y estoy especializado en adolescentes con conductas adictivas.
En mis 19 años de experiencia he ayudado a cientos de jóvenes entre 16 y 26 años a superar sus adicciones al juego online”

Acompaña este breve texto con una foto donde vistas de la misma forma en que recibes a tus pacientes y un botón que apunte a tu página sobre mí y diga “Saber más sobre el doctor Gutiérrez”.

6. Acaba con una llamada a la acción

Si tu lector llega hasta al final de tu página de inicio o home sin haber hecho clic en ninguno de los enlaces que ha visto, todavía tienes una última oportunidad en la sección final de tu página. 

En este apartado vamos a reformular tu propuesta única de valor para tratar de convencer a tu lector de que tú eres el profesional que necesita para resolver su problema de salud. 

Por ejemplo, con una frase del estilo:

“3.928 pacientes han confiado en nosotros para recuperar el vigor de su cabello. ¿Quieres ser tú el próximo?”

Acompaña este texto de un botón que diga: “Sí, quiero pedir cita”. Algo tan sencillo puede marcar la diferencia entre conseguir una cita más o dejar a tu lector a las puertas de tomar una decisión.

7. Intercalar varias llamadas a la acción a lo largo de la página.

No tengas miedo a decirle a tus visitas lo que esperas de ellas. 

Tu página de inicio o home debe estar concebida con un principal objetivo: conseguir que tus visitas pidan una cita es prioritario en una web de salud. 

Por eso debes intercalar varias llamadas a la acción a lo largo de tu página. 

En lugar de poner un botón invitando a que pidan cita al principio y al final de tu página, haz un esfuerzo extra por replicar la fórmula en otros puntos clave de tu página de inicio. 

Por ejemplo, bajo los testimonios, puedes incorporar una frase + botón que diga:

“Esto es lo que opinan nuestros pacientes. ¿Quieres ser uno de ellos?”

Botón: “Sí, quiero pedir cita”

Conclusión

Acabo de mostrarte cómo optimizar la capacidad de conversión de tu página de inicio para que, con el mismo tráfico que recibes ahora mismo, puedas ser capaz de convertir a más visitas a tu web en pacientes que piden cita.

Es fácil, rápido y no requiere jugártela con expertos en SEO o en publicidad online que tratan de solventar el problema a base de aumentar el tráfico en lugar de abordar el cuello de botella más habitual: tener un mensaje de valor débil y difuso con mucho margen de optimización.

Así que, antes de preguntarte si necesitas más visitas, pregúntate si estás convirtiendo las suficientes a pacientes. Si la respuesta es no, optimiza tu mensaje con las pautas que te he dado. 

Y entonces sí, si es lo que quieres, ya puedes invertir en atraer más tráfico porque has mejorado tu capacidad de transformar las visitas a tu página de inicio en pacientes que piden cita.  Es una clave de tu web de salud

Sobre Javi Vicente

Javi Vicente es copywriter médico y responsable del proyecto copywritingmedico.com, desde donde ayuda a médicos con consulta propia a articular un mensaje de valor que convierte visitas en pacientes y potencia su marca personal. Recientemente ha publicado su libro “Cómo conseguir que las visitas a tu web digan Quiero Pedir Cita” donde detalla paso a paso el método de trabajo que aplica en los proyectos que desarrolla para sanitarios de toda España.

Deja un comentario